¿Sabías que el quejarte constantemente puede llegar a afectar negativamente a tu salud?

Seguramente conoces a una persona que vive constantemente quejándose de todo lo que sucede, además de tener una mentalidad negativa que la acompaña a todas partes. Por lo general, este tipo de personas piensan que todo a su alrededor conspira en su contra y nunca logra ver el lado positivo de las cosas. Por su parte, no está demás decir que esto dificulta poder compartir tiempo con esas personas ya que suelen crear un ambiente cargado e incómodo, algo que puede ser realmente agotador.

La causa de que sea algo extenuante y cansado el mantenerse alrededor de este tipo de personas son las conocidas energías agotadoras y a continuación hablaremos un poco sobre ellas para que sepas cómo pueden estas llegar a perjudicarte.

¿Que son energías agotadoras?

En primer lugar, debemos conocer una definición general de lo que estas son, a este respecto, se puede decir que una energía agotadora es aquella que puede hacer sumergir a tu cerebro en un estado de ansiedad o depresión con el simple hecho de estar en contacto con ella constantemente. Este tipo de energías normalmente son transportadas por las conocidas “Personas tóxicas” y puede llegar a transferirse de los cuerpos de otras personas.

Con regularidad las personas transportadoras de estas cargas energéticas negativas son las que se la pasan disgustadas, que consideran su vida pero que la de cualquier otro, que no le encuentran la solución a sus problemas incluso si se les brinda ayuda al igual que aquellas que son consideradas como quejosos crónicos que no se cansan de quejarse de los problemas que posee y de todo lo que sucede en su entorno.

Lo que estas personas no saben es que estas cargas pueden ser dañinas tanto para ellas como para las personas que entran en contacto con ellas con regularidad, esto se debe a que pueden ser el origen de problemas de nervios, estrés y agotamiento mental que a su vez pueden ser los desencadenantes de un amplio número de enfermedades.

Entrando más en detalle, se ha logrado observar que el estar en contacto con las energías agotadoras puede llegar a influir en la forma de trabajar de nuestras neuronas, ya que estas se adaptan este tipo de situaciones con alto grado de estrés y el cerebro las visualiza como algo regular que te mantiene preocupado, nervioso, ansioso y más.

Algunos consejos que te pueden ayudar en gran forma a combatir la negatividad y disminuir las energías negativas son: Verle el lado positivo a las cosas porque de todo se puede sacar algo bueno, aprender que las energías que tu cuerpo produce pueden ser un imán de cosas buenas o malas, evite quejarse y comience a agradecer por todas las cosas que le suceden, enfocar nuestro cerebro en cosas buenas como recuerdo y objetivo que desees alcanzar.

Comenta esta nota!