Las posturas al dormir y su efecto en nuestro cuerpo

Si bien es cierto, todos sabemos que el sueño es una de las formas más importantes mediante la cual se puede acondicionar tu cuerpo y tu vida, esto se debe a que aproximadamente un tercio de nuestra vida se nos va durmiendo porque en este proceso nuestro cuerpo se recupera tanto física como mentalmente del agotamiento de nuestro día a día, aunado a esto, se ha logrado inferir gracias a diversos estudios que mientras dormimos nuestro cerebro almacena las memorias y regula nuestro esta de ánimo.

Por su parte, el día de hoy hablaremos sobre 2 de las mejores posturas para dormir y el como estas pueden favorecer a nuestro cuerpo para transformar los procesos del sueño en algo más placentero y beneficioso para nuestra salud.

  1. Dormir boca arriba: Años de investigación con relación al proceso de descanso han arrojado como resultado que esta puede ser considerada como la mejor de las posturas para dormir, esto se debe a que de esta forma se puede conseguir una perfecta alineación de la columna, pero sin embargo, se recomienda tratar de evitar usar almohadas o bien si se van a usar que estas no sean de un grosor excesivo.

Otro punto al cual tenemos que prestarle atención es que debemos tratar de mantener nuestra barbilla alineada con nuestros pies para mantener la forma de la columna y que esta se encuentre relajada. Cabe destacar que esta posición no es recomendada para casos de embarazo.

¿Cuáles son los beneficios que se obtienen durmiendo en esta posición?

En primer lugar, se puede evitar o aliviar dolores musculares, esto se debe a que manteniendo esta posición nuestra columna se encuentra neutral y relajada, evitando de esta forma que exista tensión y que por lo tanto tus músculos se relajen igualmente. Otra recomendación que puede ayudarte mucho a la hora de adoptar esta posición es colocando una almohada por debajo de tus rodillas.

En Segundo lugar, puede ser muy beneficioso estéticamente hablando ya que por una parte puede ayudarte a evitar las arrugas o marcas en el rostro debido a que el mismo no estará en contacto con la almohada ni soportando el peso de tu cabeza, mientras que por otra parte puede ayudar mucho a las mujeres a evitar problemas de flacidez en las mamas ya que estas se encontraran apoyadas en el torso evitando el impacto de la gravedad y/o el peso del cuerpo.

  1. Dormir en posición de lado: Sin lugar a duda esta posición puede ayudarnos mucho cuando de problemas relacionados con dolores de espalda se trata, debido a que la ligera curvatura que se crea en la columna puede ayudar a liberar la tensión de las vértebras lumbares, además esta posición es muy recomendada para personas con problemas respiratorios debido a que se despejan las vías y evita los ronquidos.

¿Cuáles son los beneficios que se obtienen durmiendo en esta posición?

En primer lugar, puede ayudar a mejorar en el proceso de limpieza del sistema nervioso central haciendo que este se realice correctamente gracias a la posición de la columna.

En segundo lugar, puede ser la mejor solución con relación a los problemas para dormir que se presentan en los últimos meses del embarazo porque se distribuirá el peso del cuerpo y del bebé evitando la sensación de ahogo por la cual atraviesan las madres. Para hacer de esta posición algo más cómodo se puede colocar una almohada entre las rodillas.

Comenta esta nota!