Saltar al contenido

Espirulina: beneficios y propiedades para la salud

Espirulina

En la búsqueda de bienestar físico, las personas buscan diferentes opciones naturales para mantenerse fuertes y saludables. Entre algunas de esas opciones, encontramos la espirulina, la cual cada vez más se hace famosa a nivel mundial. Si quieres conocer sus propiedades y para qué sirve, sigue leyendo este apartado.

¿Qué es la Espirulina?

Es un tipo de alga que se utiliza hoy día como suplemento alimenticio, luego de ser procesada y convertida en polvo o capsulas. Desde la antigüedad, se conoce que fue utilizada como alimento, sin embargo, hoy día se utiliza más como tratamiento dietético para deportistas debido a sus propiedades. Aunque no se ha comprobado que se pueda usar como medicina natural, lo que sí está claro es que sus propiedades son valiosas e importantes.

Propiedades de la Espirulina

beneficios de la Espirulina

Esta impresionante alga de color azul se ha vuelto cada vez más popular por el simple hecho de que contiene vitamina B, proteínas, lípidos y glúcidos. Según la publicidad que se le da a este tipo de suplementos, la espirulina puede ayudar a personas alérgicas, a quienes padecen de alta presión arterial, descontrol de colesterol, y también puede operar como antioxidante. Los elementos nutritivos, las proteínas de alto valor biológico, los minerales y las vitaminas que posee, la convierten en una opción muy buscada por muchos que desean mejorar su salud y alimentación.

Para qué sirve la Espirulina

Conociendo ya sus grandiosas propiedades, es importante saber para qué sirve y cómo está siendo usada para mejorar el estilo de vida de muchas personas. Algunas de sus bondades se mencionan a continuación:

Espirulina para adelgazar

Actualmente, esta maravillosa alga se está utilizando como suplemento dietético que sirve como coadyuvante de la grasa corporal. Sin embargo, es importante saber que por sí sola no ayuda a perder esos kilitos de más, ya que los resultados se observan si complementas su consumo con ejercicios y una dieta balanceada. Por otro lado, tiene un poder de saciedad que ayuda a controlar la ansiedad.

Para obtener los mejores resultados, puedes seguir algunos de estos pasos que te señalamos a continuación:

  1. Luego de conocer las propiedades de la espirulina, debemos investigar sus efectos adversos y analizar nuestro historial médico para resguardarnos de cualquier complicación.
  2. Compra la espirulina en la forma que más se adecúe a tus gustos; si eliges la forma en cápsulas, busca una marca segura y reconocida. También, podrás encontrarla en polvo, la cual es ideal para usarla en tus comidas o en jugos.
  3. Comienza tomando dosis pequeñas y continua incrementando la cantidad.
  4. Observa los efectos que se reflejen en tu organismo, si son desfavorables, deja de tomarla y si es necesario recurre al médico. Recuerda que todos los organismos no son iguales.

Espirulina para la piel

Dentro de las propiedades de la espirulina, encontramos algunas vitaminas, como lo es el caso de la vitamina B, y también encontramos minerales, entre ellos están el calcio, algunos aminoácidos y hierro, los cuales limpian y mejoran el aspecto de tu piel. Por otro lado, esta maravillosa alga permite que expulsemos las toxinas del cuerpo que envejecen o deterioran la piel.

Además, al consumir espirulina se logra que las células se regeneren y de esta forma hay menos probabilidades de sufrir de acné. Si complementas su consumo con una dieta balanceada y con ejercicios, los efectos en tu piel serán completamente evidentes.

No dejes de leer: Ginkgo biloba: beneficios, propiedades y usos medicinales

Espirulina para mejorar el rendimiento físico

Además de que las propiedades de la espirulina permiten bajar de peso, el consumirla logrará que tengas mayor rendimiento y menos cansancio a la hora de ejercitarte, estudiar o realizar un trabajo desgastador. Esto ocurre porque contiene vitaminas B12, B1, B2, A, E, H, y K, las cuales permiten que la persona se recupere fácilmente del cansancio, también posee minerales como el calcio, hierro, fósforo, yodo, cobre y magnesio, y por ser un suplemento rico en proteínas, permite el desarrollo y cuidado de la masa muscular. Estos hechos han sido respaldados por estudios rigurosos donde se ha comprobado que los deportistas mejoran su rendimiento y masa muscular al consumirla.

Beneficios de consumir espirulina

Al consumir espirulina de forma correcta, notarás resultados exitosos, algunos de ellos son los siguientes:

  • Las vitaminas y minerales que posee mejoran tu sistema digestivo y tu estado nutricional.
  • Por la cantidad de clorofila que contiene, proporciona altos niveles de oxígeno.
  • Como es antioxidante, reduce el riesgo de sufrir inflamaciones, cáncer, virus y alergias, ya que refuerza el sistema inmune.
  • Contribuye a que el sistema nervioso trabaje adecuadamente.
  • Hay menos probabilidad de sufrir de anemia.
  • Mejora el estreñimiento, pues estimula el sistema intestinal.
  • Controla el apetito y la ansiedad.
  • Permite que haya mayor rendimiento físico.
  • Fortalece la masa muscular.
  • Reduce la cantidad de triglicéridos y colesterol del organismo.
  • Mejora el aspecto de la piel, el crecimiento capilar y tiene efectos de anti envejecimiento.

Contraindicaciones de la Espirulina

Como ya mencionamos, no todos los organismos son iguales, así que te recomendamos informarte bien antes de consumirla. Por ejemplo, en el caso de pacientes con insuficiencia renal, embarazadas, niños y personas que sufren de problema de tiroides, deben consultar primero al médico para saber si la pueden tomar y en qué cantidad. En algunos casos, la espirulina puede causar estreñimiento, sed, fiebre, erupción, dolor de estomago y mareos, por lo que se recomienda tomar suficiente agua al consumirla. Además, debes estar pendiente de los efectos que causa en tu organismo y recurrir al médico si es necesario.

Cuándo es mejor usar la Espirulina

Su uso dependerá de los objetivos que quieras lograr al consumirla, si es el caso de que quieres subir de peso, debes tomarla después de cada comida. Si deseas bajar de peso, debes consumirla media hora antes de cada comida. Y si es el caso de que vas a usarla como tratamiento, la mejor forma de tomarla es en ayuna. En cualquiera de los casos, debes tomar mucha agua y empezar por dosis pequeñas.