Cola de caballo: beneficios, propiedades y cómo utilizarla


cola de caballo

Nuestros antecesores nos han heredado una “práctica terapéutica tradicional” basada en los extractos y los principios activos de las plantas, la conocida mata de Cola de Caballo es una de ellas.

Se descubrió como resultado de pruebas y experimentos rurales que se empleaban cuando no existían indicios de la industria farmacéutica y en la actualidad son muchas las personas que mantienen sus preparados como prioridad antes de recurrir a medicamentos químicos de la medicina actual, pues incontables estudios han comprobado y reconocido su efectividad y eficacia.

Gracias a los muchos casos donde se han exteriorizado los efectos colaterales de los medicamentos sintetizados, ha crecido el impulso de retornar a los métodos naturales para la curación de diversas enfermedades, y esta planta no se queda atrás, pues ha despertado un gran interés en las personas debido a sus maravillosas ventajas. Así que dedicaremos este artículo a la fabulosa cola de caballo, descubriremos sus propiedades medicinales, para qué sirve y cómo se prepara.

¿Qué es la Cola de Caballo?

La Cola de Caballo es una hierba medicinal muy valorada y consumida hoy en día. Florece y se desarrolla donde pueda echar raíces junto al agua (principalmente en áreas como arroyos, ríos, pantanos y suelos arcillosos). Su fama la debe a su gran cantidad de propiedades curativas y terapéuticas. Se le identifica científicamente como Equisetum arvense y pertenece a la familia de las equisetáceas.

Beneficios y propiedades de la Cola de Caballo

El uso medicinal de esta planta se remonta a épocas pasadas, donde prevalecían las guerras, especialmente para evitar la pérdida de sangre en los soldados gracias a sus propiedades cicatrizantes. También era preparado como remedio casero para prevenir la anemia y en la recuperación de estados de debilidad en general. Además, con esta planta se trataban piedras en el riñón, casos de úlceras e inflamaciones.

Su elevada composición de silicio favorecía el cuidado del tejido óseo, desarrollando la fijación y acumulación del calcio, lo que era una gran ayuda en la reparación de los huesos y de los tejidos del sistema cartilaginoso y articular. De hecho, mediante estudios estrictos se ha determinado que la cola de caballo también se puede aprovechar para:

  • Rebajar la hinchazón.
  • Eliminar el exceso de ácido úrico.
  • Ayuda en los problemas de artritis y osteoporosis.
  • Eliminar los cálculos renales.
  • Descartar la cistitis.
  • Mejorar los problemas de próstata.
  • Prevenir y atacar la anemia.
  • Reduce las celulitis.
  • Detiene las hemorragias.
  • Restaura los huesos y tendones al paso de lesión.
  • Devuelve el brillo al cabello y su buen estado.
  • Mantiene las uñas fuertes.
  • Alivia la dermatitis.
  • Ayuda en úlceras bucales.
  • Socorre en la aparición de Irritaciones.
  • Desinflama los abscesos.
  • Ayuda en problemas de conjuntivitis y vaginitis.
  • Alivia las hemorroides.
  • Detiene las hemorragias nasales.

Estas son solo algunas de las principales propiedades medicinales:

Terapéuticas

Como observamos en el párrafo anterior, esta especie de arbusto nos despliega un enorme abanico de labores terapéuticas. Pues sus tallos desarrollan un implacable valor mineral de potasio y selenio unido a varios flavonoides y alcaloides. Transformándose así en un eficaz laxante y diurético natural, de mayor uso en problemas de retención de líquidos, obesidad, infecciones urinarias y también cálculos renales.
No obstante, si tu intención es usarla para adelgazar, debes recordar que de seguro te ayudará a perder líquido retenido, más no grasa corporal.

De salud ósea

Otra de sus propiedades es que fortalece y remineraliza los huesos. Volviéndose completamente efectiva para mejorar el estado de personas con fracturas, roturas de ligamentos, distensiones musculares y hasta osteoporosis.

Cicatrizante y antihemorrágicas

Como ya habíamos mencionado es potente para detener hemorragias y tiene un gran poder cicatrizante. Posee ácidos pépticos y ácidos orgánicos, que la dotan de propiedades cauterizantes y la admiten como una excelente alternativa ante situaciones de sangrados.

Estimulantes

Su alto y variado contenido en minerales convierte a esta planta en un poderoso reanimador que nos ayuda en etapas de agotamiento, fatigas, a recuperarnos de una convalecencia, anemias, entre otros.

Regenerativas

Su poderosa fuente de silicio ayuda a formar el colágeno que nutre nuestra piel y las uñas. También beneficia al cabello, pues reforzando su textura y crecimiento, evitando el surgimiento de las canas, la calvicie o la caspa.

Tambien te puede interesar: Beneficios de la Quinoa

Si incorporamos el consumo de cola de caballo en nuestros hábitos, los favores a obtener son innumerables, tal como lo hemos podido palpar durante todo el contenido de este artículo. Así que será de agrado repasar algunos de los beneficios de este maravilloso regalo natural, ya que hemos aprendido que nos asiste extraordinariamente en: reponernos de la fatiga, cicatriza las lesiones, ayuda en las recuperaciones, es eficaz en la regeneración de los tejidos, favorece los tratamientos estéticos, apoya el sistema inmune, alivia la inflamación, adelgaza y cuida tu piel, tu cabello y tus uñas.

¿Dónde se consigue?

Podemos hallar cola de caballo en su presentación ordinaria durante el verano en lugares muy húmedos. Otra manera es adquirirla en tiendas botánicas, dietéticas y con usual frecuencia en algunos supermercados.

¿Cómo se usa?

Te preguntarás cómo se prepara la cola de caballo, pero lo primero e importante que debes saber es que, la parte más aprovechada de esta planta es el tallo y no las hojas. Y que debemos dejarlo secar en puñados colgados. La podemos preparar en infusión, hirviendo las hojas en agua y endulzando con azúcar o miel. También puedes comprarla directamente como jarabe o en comprimidos y seguir las indicaciones del fabricante para mayor comodidad.

Si es de uso externo, puedes hallarla como ingrediente en cremas o geles de efecto desinflamatorio útiles en el caso de hemorroides, infecciones vaginales, eczemas, glaucoma, herpes etc.

Si deseas aplicarla al cabello, lávalo con el agua que resulta de las hojas hervidas durante varios minutos y déjalo actuar por otros 15 a 20 minutos, y luego retira. También puedes acceder a un shampoo de cola de caballo que te otorgará beneficiosos resultados.


Te gusta? compártelo con tus amigos!

0
898 shares

Cuál es tu reacción?

ME GUSTA ME GUSTA
0
ME GUSTA
NO ME GUSTA NO ME GUSTA
0
NO ME GUSTA

Comments

comments