Beneficios del Abedul

En cuanto a procesos inflamatorios se trata, la utilización de las hojas del abedul es muy común gracias a que ayuda a reducir la inflamación. El tratamiento para tratar estos casos consta de tomar un par de tasas de infusión de hojas de abedul al día. La preparación de las infusiones es muy sencilla, simplemente tienes que colocar a hervir 250ml de agua y cuando esta llegue a su punto de ebullición agrégale 10g de hojas de abedul o su equivalente que son 2 cucharadas para posteriormente dejar reposar por unos 10 minutos mientras se mantiene cubierta con una tapa.

Por otro lado, al momento de lidiar con problemas de ácido úrico elevado y retención de líquido, el abedul cumple un papel muy importante gracias a que puede ayudar a disolver los cristales de calcio excesivo que se aloja en las articulaciones y al ser un diurético desecha el líquido sobrante disminuyendo así la inflamación y reduciendo el dolor. Otra forma de usar las hojas es como cicatrizante, esto se debe a que sus propiedades antisépticas pueden ayudar a prevenir infecciones, desinfectar y al mismo tiempo acelera el metabolismo de las células haciéndolas trabajar más rápido para regenerar el tejido dañado.

Por último, es común observar la utilización de estas como aromatizantes y desodorantes gracias al fuerte olor que de estas se desprende, que por cierto es muy agradable para las personas y crea un ambiente distinto y confortable.

Beneficios del abedul para la belleza y la salud

Como mencionamos anteriormente, se puede inferir que gracias a las propiedades de este árbol, su implementación puede ayudarnos a combatir un amplio catálogo de patologías como lo pueden ser la hipertensión arterial, artritis, cálculos renales, problemas digestivos gracias a sus propiedades laxantes, diuréticos, antiinflamatorias y más, por otro lado, cabe destacar que también puede ayudarnos a combatir resfriados y la gripe gracias a sus propiedades sudoríficas.

Científicos estéticos han logrado encontrar un uso para el abedul que otorga como resultado el cuidado y limpieza de la piel, debido a sus propiedades astringentes. Su aplicación consta de preparar una mezcla entre hojas secas y agua caliente, la cual se dejara reposar por unas horas para luego lavar el rostro de dos a tres veces al día. También se ha logrado observar que su aplicación en el cuero cabelludo puede ayudar a prevenir o detener la pérdida del cabello y darle mayor fuerza a los folículos capilares.

En el caso de poseer aceite esencial de abedul lo más recomendable es no aplicar directamente en la piel, puesto a que su concentración es muy fuerte, por su parte, se debe diluir primero con agua para que no sea tan fuerte.

Comenta esta nota!