Saltar al contenido

Abdominales isométricos: rutina y beneficios

Abdominales isométricos

Los abdominales isométricos reducen el porcentaje de grasa corporal acumulada, este ejercicio se basa primordialmente en contraer la zona abdominal para ganar un vientre plano y firme. y no necesariamente se debe asistir al gimnasio, ya que puedes realizarla en la comodidad de tu hogar, siempre y cuando te eduques correctamente en la forma adecuada de emplear el ejercicio para obtener los mejores resultados.

¿Qué son los abdominales isométricos?

Son ejercicios que consisten en tensar los músculos del transverso abdominal y mantenerlos en una condición estacionaria (sin movimiento) donde simultáneamente conservamos la tensión con el objetivo de eliminar grasa del abdomen y fortalecer los músculos.

Beneficios de los abdominales isométricos

Estos ejercicios de tensión, si se trabajan con regularidad, pueden ayudarnos a mejorar nuestro estado físico y mental, los abdominales isométricos pueden ofrecerte excelentes beneficios:

  1. Trabajar  y aumentar la resistencia.
  2. Te permiten desarrollar mayor fuerza muscular y tonificar tu abdomen.
  3. Ayudan a incrementar la masa muscular.
  4. Mejoran el funcionamiento del metabolismo.
  5. Excelentes para quemar grasa.
  6. Fortalecen los tendones, evitando así posibles lesiones.
  7. Su practica ayuda a recuperar los músculos atrofiados.
  8. Ayudan a corregir la mala postura.
  9. Al conocer las rutinas de manera correcta, puedes realizarlo en cualquier espacio sin entrenador particular.
  10. Lograrás obtener el anhelado six pack o tableta de chocolate que tanto deseas.

Tipos de abdominales isométricos

Encontramos diferentes tipos de abdominales isométricos que podemos incluir en nuestra rutina:

La estabilización horizontal

Conocido comúnmente como tabla, plancha o puente. Consiste en formar una línea recta desde la cabeza hasta los talones, sin quebrar la cintura y sin olvidar contraer el abdomen.

Se aplica colocándose boca abajo, procedemos a apoyar ambos antebrazos en el suelo, verifica que queden de forma paralela entre sí, hasta alcanzar un ángulo recto con el codo, realzamos el tronco. Al mismo tiempo, apoyamos las puntas de los pies en el suelo hasta separar el resto del cuerpo de lo plano.

Podemos realizar 3 series de 10 segundos en un principio y avanzar posteriormente en el tiempo de cada serie hasta alcanzar 30-60 segundos.

Estabilizaciones laterales o puente lateral

Recuéstate de lado sobre la superficie y apoya tu antebrazo, alza tu cuerpo paulatinamente tratando en todo momento de mantener la regla (la alineación de la cabeza con los talones) verifica que tus pies se encuentren uno sobre el otro con las puntas hacia el frente, no olvides que lo principal es contraer el abdomen con la mayor intensidad posible, sin quebrar la cintura y con la mirada al frente.

Sostenemos la posición durante unos segundos y lentamente regresamos a la posición inicial para realizar una segunda serie por el tiempo establecido.

No dejes de leer: Las 7 mejores plantas medicinales

Abdominales estáticos en V

Consiste en formar una V con tu cuerpo, y puedes realizarlo recostándote boca arriba, luego elevas el tronco conjuntamente con los brazos y las piernas tratando de formar dicha V. También puedes tratar de tocar la punta de tus dedos de los pies con los de las manos al mantener las piernas en alto, entre más en subas tu tronco, mejor trabajarás el ejercicio isométrico, pero verifica hacerlo correctamente para no lesionarte o sufrir molestias posteriormente en la columna.

El puente con rodillas al pecho

Tomamos la posición de la plancha descrita inicialmente como estabilización horizontal pero esta vez con la diferencia de llevar una rodilla al pecho mientras nos mantenemos sobre las palmas de nuestras manos y la punta de un solo pie.

Los abdominales isométricos son una excelente opción para progresar en la evolución de tu vientre, sólo copia los abdominales tradicionales y aplícalos ejerciendo presión sin movimiento; también los puedes ejecutar incluyendo aparatos deportivos como cuerdas elásticas, pesas, bloques, mancuernas, etc.

Esta modalidad de abdominales puede ser empleada tanto en mujeres como en hombres con un objetivo en común, tonificar y esculpir su zona abdominal.

¡No esperes más! Si deseas tonificar el abdomen, eliminar la grasa de esta zona, los abdominales isométricos son la mejor opción. Copia todas las sugerencias de este artículo y ¡Comienza ahora mismo!