Elabora tu propio producto para limpiar el cutis con aceite de coco y bicarbonato

Por Amir / hace 3 meses / 0 Comentarios ».

Para muchas personas especialmente para las mujeres es de suma importancia el poder lucir un cutis hermoso, como todos saben existen factores que pueden dañar nuestra piel, como, por ejemplo: la exposición constante y directa a los rayos del sol o el acné.

La limpieza de nuestro rostro es algo que debería realizarse cada día para evitar que se llegue a acumular sucio, mantener nuestra piel hidratada y remover la piel muerta. Existen cientos o mejor dicho miles de productos destinados a ayudarnos con este procedimiento de purificación del cutis.

Por su parte, el día de hoy te proporcionaremos una económica y fácil forma de elaborar tu propio limpiador de cutis con la ayuda del aceite de coco y el bicarbonato.

¿De qué forma puedes preparar tu limpiador de cutis casero?

Una de las ventajas que este producto posee es su bajo costo y la facilidad que representa el conseguir los ingredientes porque se encuentran en la gran mayoría de las cocinas, además nos asegura que será seguro de usar sin la adición de productos o ingredientes tóxicos que pueden dañar la piel.

Por otro lado, la aplicación de este no solo te asegura limpiar tu piel, sino que al mismo tiempo puede acelerar y optimizar el proceso de cicatrización, elimina el exceso de grasa, se deshace de la piel muerta, evita el acné y de más cosas.

Para nadie es un secreto que el bicarbonato de sodio tiene propiedades que coadyuvan en el proceso de limpiar, hidratar, eliminar manchas, nivelar el pH además de tratar el acné gracias a que puede ser un excelente antiséptico y antiinflamatorio. Al mismo tiempo, tenemos el aceite de coco que, con sus propiedades antibióticas y antimicrobianas, a su vez, también puede ayudar a humectar, combatir los radicales libres y proteger de los rayos UV.

Ingredientes: Lo único que necesitaras conseguir será lo siguiente:

  • Aceite de coco.

  • Bicarbonato de sodio.

  • Agua.

Con tan solo observar la pequeña lista de ingredientes podrás inferir que es realmente de preparar y utilizar. Ahora bien, cuando ya tengas a mano lo que necesitas para elaborar tu producto deberás hacer lo siguiente:

  1. Coloca a hervir una taza de agua y mientras esta se calienta ubica un envase en el cual puedas mezclar 3 cucharadas de aceite de coco y ½ de bicarbonato de sodio.

  2. Cuando el agua alcance su punto de ebullición retírala del fuego y agrega poco a poco la cantidad que necesitas para facilitar la unión de ambos ingredientes (No es necesario usar la taza completa).

  3. Cuando obtengas una mezcla consistente, aplícala en tu rostro y masajea tu piel suavemente por unos segundos.

  4. Al terminar retírala de tu piel con la ayuda de agua tibia.

Comenta esta nota!