Cómo preparar jabón de aloe vera casero

Por Amir / hace 4 meses / 0 Comentarios ».

Disfruta de los beneficios del Aloe Vera en tu piel

El Aloe Vera también conocido como Sábila en algunos países, es una planta medicinal que ha sido usada desde la antigüedad para mejorar y aliviar síntomas ocasionados por diversas enfermedades pero también implementado para el uso cosmético. Por eso te mostraremos como aprovechar todos sus beneficios y propiedades con una increíble receta a base de Aloe Vera.

Y que mejor manera de disfrutar de todos los beneficios de esta maravillosa planta, que preparando un jabón a base de la misma.

¿Cómo preparar jabón de Aloe Vera?

Para esta receta casera necesitaras de los siguientes ingredientes:

  • 110 gr de gel de Aloe Vera.
  • 110 gr de soda caustica.
  • 750ml de aceite de oliva.
  • 150 ml de agua.
  • Aceite de esencial (aroma a su preferencia).

Elaboración:

  • En una cacerola, verteremos el agua hasta que esta hierba, luego la verteremos en un molde de silicona junto a la soda caustica y remover suavemente.
  • En otra cacerola entibiaremos el gel de Aloe Vera junto al aceite de oliva, mezclándolos de manera homogénea.
  • Cuando la preparación del agua con soda caustica esta fria o a temperatura ambiente, agrega el aceite de oliva junto al gel de Aloe Vera, debes hacer pequeños movimientos para que estos ingredientes vayan integrándose.
  • Si deseas podrás añadirle unas gotas del aceite esencial de tu preferencia. Ya que el jabón artesanal tendrá el olor característico del Aloe Vera con el aroma del aceite de oliva.

Luego que tus jabones estén compactados, ya estaran listos para usar, podrás cortarlos con un cortador de galletas de la manera que más te guste, recuerda envolverlos con papel transparente para que estos no pierdan su humedad, antes de usarlos debes guardarlos en un lugar fresco y seco por unos 25 días hasta el momento de usarlo.

También puedes usar diferentes moldes de silicona con formas varias que te gusten y evitar tener que cortar la pasta de jabón con molde de galleta (el restante en este paso no debe desecharse), ya que puede ser usado para otra preparación.

 

Comenta esta nota!