Todo lo que necesitas saber sobre la anemia, sintomas y tratamiento

Por Amir / hace 4 semanas / 0 Comentarios ».

Si llegas a experimentar un cansancio constante, acompañado por fatiga o dolores de cabeza que te impiden realizar las actividades diarias a las que estás acostumbrado regularmente, probablemente estés atravesando una baja de hemoglobina en la sangre así que debes estar muy pendientes de cómo se encuentre tu cuerpo y prestar atención a cuan balanceada es tu dieta alimenticia.

Si bien es cierto, la anemia no es considerada como una enfermedad en sí, sino más bien un signo que puede ser originado por una amplia diversidad de causas y que puede causar en un individuo por hacer que la cantidad de glóbulos rojos descienda y mantener una baja cantidad de hierro

¿Cuáles son las causas de que la anemia aparezca?

Gracias a los grandes adelantos tecnológicos que poseemos actualmente al igual que los grandes avances de la medicina, hemos logrado inferir que la anemia posee 3 causas principales y estas a su vez puede tener diferentes orígenes como te mostraremos a continuación:

  1. Pérdida de sangre: Esta posiblemente sea la causa más común, sin importar que tanto se prolongue está perdida de sangre puede llegar a causar una disminución de hierro considerable en el organismo. A su vez, esta puede ser causada por:

  • Periodos menstruales.

  • Heridas abiertas.

  • Sangrados internos.

  • Entre otros.

  1. Deficiencia en el proceso de producción de glóbulos rojos: En estos casos nuestro organismo no se encuentra capaz de producir la cantidad suficiente de glóbulos rojos necesarios para su correcto funcionamiento y eso afecta a su correcto funcionamiento. Podemos observar este tipo de problemas a causa de:

  • Debilidad a causa de otra enfermedad o tratamiento.

  • Genes.

  • Mala alimentación.

  1. Destrucción acelerada de los glóbulos rojos: Nuestros glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno por todo nuestro cuerpo y para esto ellos poseen una vida útil, pero en algunos casos este tiempo es ignorado por nuestro organismo y son destruidos con anterioridad creando de esta forma un déficit. Esto nace a raíz de:

  • Trastornos del sistema inmune.

  • Genes.

  • Reacciones a transfusiones de sangre.

  • Entre otros.

Ahora que ya conocemos un poco más sobre la anemia y cuáles son sus causas, podemos concluir en que esta se trata de un grado de insuficiencia en la cantidad de glóbulos rojos que nuestro cuerpo posee para transportar el oxígeno y que existen factores como los genéticos, calidad de la dieta alimenticia e incluso reacciones a causa de tratamientos y/o enfermedades que puede desencadenarla.

¿Cuáles son los síntomas que se experimentan cuando se sufre de anemia?

Cuando alguien se ve afectado por la anemia puede experimentar unos síntomas que realmente son desagradables ya que no le permiten rendir y trabajar a su máximo potencial, por lo contrario, estos suelen ser somnolientos y prácticamente buscan más tomar constantes siestas tratando recuperarse de su agotamiento. Otros de los síntomas que puede experimentar son:

  • Mareos.

  • Dolores de cabeza.

  • Perdida del color, aparenta palidez.

  • Falta de aire o dificultad respiratoria.

  • Debilidad muscular.

  • Taquicardia.

  • Contracciones musculares repentinas.

  • Hipotensión.

¿Cuál es la forma correcta de tratar la anemia?

La forma más efectiva de realizar tratamientos con el objetivo de combatir este problema es realizando un cambio en la dieta alimenticia acostumbrada buscando obtener una mayor concentración en hierro principalmente, esto se debe a que este mineral es de suma importancia en el proceso de producción de la hemoglobina.

Una buena alimentación compuesta por un adecuando consumó de carnes rojas, legumbres, pescados, mariscos, frutos y agua puede ser un punto clave para combatir y prevenir la aparición de este problema.

Al mismo tiempo, otras excelentes herramientas para tratar la anemia son:

  • Tomando suplementos nutricionales.

  • Recibiendo transfusiones de sangre.

  • Recibiendo trasplante de células madres.

  • Tomando tratamientos naturales con vinagre de manzana, frutas y vegetales que sean de color rojos.

  • Y muchas otras más.

Comenta esta nota!