Beneficios y propiedades del Orégano

Por Amir / hace 3 meses / 0 Comentarios ».

El orégano es nada más y nada menos que un pequeño arbusto del cual se toman sus hojas para ser utilizadas normalmente como un condimento para la cocina. Este arbusto se caracteriza por poseer un tallo recubierto de una especie de pelos protectores y con un aroma particular, además de no alcanzar un tamaño muy grande.

Gracias a sus numerosas propiedades, este ha sido utilizado en la medicina tradicional durante siglos especialmente en la preparación de infusiones o la utilización del aceite extraído de sus hojas. Por estas y más razones te recomendamos cultivar una de estas plantas en tu casa para poder sacar el máximo provecho de este obsequio que la naturaleza nos ofrece.

Por su parte, en relación a las propiedades que este posee podemos observar que estas son:

  • Digestivas.

  • Antisépticas.

  • Carminativas.

  • Expectorantes.

  • Antiinflamatorias.

  • Antioxidantes.

  • Antitusivas.

  • Antiálgico.

  • Antifungicidas.

  • Antibióticas

  • Antiespasmódicas.

¿Cuáles son sus propiedades medicinales y como puede ser usado?

El beber infusiones de orégano puede ayudarnos ciertamente a combatir los niveles elevados de glucosa, mejorar nuestro sistema inmunológico, aliviar dolores menstruales, disminuir la fiebre, evitar la retención de líquido, combatir la tos, lidiar con las flatulencias, combate las infecciones y los resfriados, disminuir la inflamación, entre muchas otras cosas.

Con respecto a su preparación, se puede decir que es muy sencilla, lo que debes hacer es colocar a hervir agua y cuando esta alcance su punto de ebullición agregaras 2 cucharadas de hojas de orégano por cada 250ml de agua que colocases a hervir y procederás a apagar y esperar que se enfríe mientras está cubierta por una tapa.

La otra forma de sacar provecho de esta es por medio del aceite esencial extraído del sus hojas, lo cual es muy efectivo para luchar contra infecciones, regular procesos digestivos, ayuda a combatir alergias, atrasa el proceso de envejecimiento, ayuda a perder peso y combate el resfriado.

Para la elaboración de este aceite necesitas tener un frasco de vidrio o cristal esterilizado, unas cuantas hojas de orégano y aceite de oliva. Lo primero que debes hacer es triturar las hojas y agregarlas en el frasco para después colocar aceite de oliva, la cantidad necesaria de aceite no debe ser mayor a un dedo por arriba de la medida de hojas. Una vez realicemos esto, debemos sellar el recipiente y guardarlo por un mes, cuando el periodo de tiempo transcurra podremos utilizarlo.

Comenta esta nota!