Todo lo que necesitas saber sobre el ayuno y sus beneficios para la salud

Por Amir / hace 4 meses / 0 Comentarios ».

Claro está que el ayuno no es algo que apareció de la noche a la mañana en una época muy cercana a la actual, por su parte, este se remonta a siglos de antigüedad en el cual con regularidad era practicado con el principal objetivo de la purificación del cuerpo y el espíritu con la finalidad de superar uno de los pasos en un amplio catálogo de rituales en distintos lugares del mundo.

Si bien es cierto, los inicios exactos de esta práctica son desconocidos, pero se especula que abarca un amplio periodo en la historia. Se cree que rituales de iniciación, fertilidad e incluso en épocas cercanas a los cambios de estaciones se practicaba el ayuno con el objetivo de obtener un regalo de la naturaleza.

Por otro lado, acercándonos un poco más a nuestra época, en los comienzos del cristianismo se comenzó a observar el ayuno de 24 horas que actualmente se continúa practicando. Mientras que el ayuno ocupa un puesto dentro de la religión, cabe destacar que puede ser utilizado con otras finalidades como, por ejemplo: purificar el organismo y/o ser un arma de paz tal y como lo expreso el reconocido abogado Indio Mahatma Gandhi.

A este respecto, el gran líder utilizó este medio como una forma de rebelión ante las fuerzas británicas con el objetivo de obtener la liberación de la india apoyando sus ideales. No está demás resaltar que este hombre conocía con detalle lo relacionado al cuidado de la salud por medios naturales gracias a los conocimientos adquiridos a lo largo de su vida como vegetariano.

Con regularidad ingerimos cantidades de alimentos que no necesitamos y que al mismo tiempo pueden ser difíciles de digerir, por lo tanto, la absorción de los nutrientes que estos poseen puede transformarse en un trabajo arduo para nuestro organismo. Así que, con la finalidad de mantener una buena salud no está nada mal el practicar uno que otro ayuno ocasionalmente.

En cuanto a la presencia de enfermedades graves se trata, el médico Pedro Laín Entralgo afirma que la práctica del ayuno al igual que el ingerir algunos alimentos en específico como frutas y hortalizas pueden marcar una gran diferencia a la hora de combatir dichas enfermedades. A su vez, se recomienda a pacientes que pierden peso de forma apresurada a causa de una enfermedad el no enfrascarse en ganar nuevamente su peso de una forma abrupta porque esto puede crear daños en el organismo.

¿Cuál es el real significado del ayuno?

Una definición acertada de ayuno es la privación completa o parcial de ingerir alimentos sólidos o líquidos por un periodo de tiempo determinado. En el transcurso de este tiempo, el organismo se ve en la obligación de autoalimentase y nutrirse de sus propias reservas, las mismas que posiblemente tengas años almacenadas esperado ser necesarias.

Hay que tener muy claro que la definición de ayuno y la de inanición son distintas, esto se debe a que en una se busca sacar provecho las reservas del cuerpo y en la otra no se poseen estas reservas, por lo tanto, si se priva de una alimentación al organismo sin poseer de donde autosustentarse estaríamos hablando de inanición.

La forma en la que nuestro cuerpo consume su combustible en periodo de ayunas se divide en etapas: En primer lugar, nuestro organismo busca consumir los azucares, luego las grasas y posteriormente se fija en las proteínas como último recurso. Sobre el asunto, hay que prestar mucha atención a no abusar de estos periodos y no dejar que se entre en una inanición porque esto podría ocasionar daños en órganos de suma importancia.

Ahora que sabes la diferencia entre la inanición entre ayuno e inanición puedes inferir a que los 2 no se pueden dar de forma contemporánea ya que uno da origen al otro por así decirlo, ya que una vez que el organismo absorba o consuma todas sus reservas es que comienza la inanición. Finalmente, se puede decir que con el ayuno puede sanar, pero con la inanición puedes enfermar.

¿Qué es realmente lo que sucede cuando nos encontramos en ayunas?

Este proceso puede ser considerado como limpieza interna para el organismo, gracias a que cuando el cuerpo comienza a consumir sus reservas también se desechan toxinas y residuos que puedan llegar a estar almacenados. De acuerdo con los resultados arrojados de una amplia variedad tanto en personas como animales, se ha logrado observar que el ayuno no es algo que hay que aprender, sino que, viene almacenado en la información genética.

Haciendo énfasis a lo mencionado anteriormente, se ha logrado inferir la idea expuesta, debido a que tanto los animales como los niños pueden privarse a sí mismos de la ingesta de alimentos por un periodo de tiempo cuando se sienten enfermos sin la necesidad de que un tercero se los explique. Esto se debe a que el organismo sabe que mediante el proceso de ayuna se puede desintoxicar el cuerpo y mucho más.

Al no tener la necesidad de gastar energía en los procesos de digestión y asimilación de nutrientes provenientes de los alimentos, el cuerpo puede centrarse en realizar otros procesos para conseguir lo necesario con el objetivo de trabajar correctamente al igual que regenerarse, curarse y al mismo tiempo expulsar lo innecesario.

¿Cuáles son los beneficios que se pueden obtener por medio del ayuno?

  • Ayuda a perder peso: Puede ser una excelente forma de perder peso y no solo se debe al no ingerir alimentos por este periodo, sino que como el cuerpo consume sus propias reservas ayuda a eliminar el exceso de azucares, grasas y demás, por lo cual ayuda a prevenir una amplia variedad de enfermedades como la diabetes, hipertensión, entre otras.

  • Ayuda a rejuvenecer: Gracias a que el organismo descansa al no realizar los procesos digestivos, las células se enfocan en renovar y curar el tejido, rejuveneciéndolo y haciéndote lucir más joven y saludable.

  • Ayuda a descansar a los órganos: Al no verse en la necesidad de procesar comidas, un amplio número de células hacen se toman un tiempo para ayudar a limpiar los órganos mientras estos se encuentran un descanso para así poder tener un óptimo rendimiento en el futuro en sus amplias variedades de procesos desintoxicando el cuerpo y más.

  • Ayuda a limpiar el sistema digestivo: Con regularidad consumimos alimentos difíciles de procesar que se mantienen en el tubo digestivo por un tiempo mayor al normal, así que, con el objetivo de limpiar el sistema digestivo de residuos, toxinas e incluso bacterias puede ser muy eficiente.

  • Se puede aprovechar al máximo la energía vital: Se ha logrado observar que, al practicar el ayuno, el cuerpo puede recuperar su energía de una forma más eficiente gracias a que se le permite tomar un suspiro. Además, en diversas culturas se cree que esta puede ser una efectiva forma de eliminar las barreras que obstaculizan el flujo de la energía y el chakra.

  • Mejora los sentidos: Se puede observar una clara mejora en los órganos principales de cada sentido, ayudan a ver mejor, oír con más claridad entre otras cosas, por su parte, todo esto puede favorecer ciertamente a la funcionalidad del organismo y cabe destacar que el sentido del gusto se agudiza haciendo que los alimentos que ingieras después del ayuno sean degustados con mayor claridad para tu paladar.

  • Mejora el sistema nervioso: Este a su vez, puede ser una herramienta para hacer frente a estados de ansiedad, estrés e incluso cambios de ánimo. Así que puede prevenir numerosas enfermedades que nacen a raíz de estos.

  • Combate sustancias perjudiciales para la salud: la flema o la mucosidad pueden ser eliminadas mediante la práctica del ayuno, esto se debe a que cuando el cuerpo se encuentra en este proceso se eliminan no solo toxinas y desechos, sino todo aquello que no sea vital y pueda perjudicar al funcionamiento del cuerpo.

Ahora que ya conoces más sobre el ayuno y como este puede beneficiar a tu salud y mejorar el funcionamiento de tu cuerpo, es momento que tomes en consideración el llegar a practicarlo y sacar provecho de él. Recuerda no extender demasiado las jornadas para no perjudicar a tu salud.

Comenta esta nota!

Los 10 artículos más visitados